Memento, el parque de las Estatuas de Budapest

Las grandes estatuas de la propaganda comunista están recogidas y expuestas en una de las atracciones más originales de Budapest: el Parque Memento.

Sentirse diminuto junto a estatuas gigantescas, subir a bordo de un Trabant, hablar por teléfono con famosos líderes comunistas, descubrir los secretos de un espía profesional: éstas son algunas de las experiencias que puedes vivir cuando visitas el Parque Memento, el parque de estatuas de Budapest.

Esta atracción conmemora uno de los periodos más difíciles de la historia de Hungría, cuando el país era un satélite del régimen comunista soviético.

El Parque Memento no es un museo sobre el comunismo, sino sobre la caída del comunismo, y no pretende dar al visitante un punto de vista subjetivo. No honra lo que fue y no ironiza: el escenario es deliberadamente neutral.

Las monumentales estatuas de la propaganda comunista que antes intimidaban a los observadores con su tamaño y sus poses oficiales son ahora sólo un triste testimonio de una falsa gloria. Irónicamente, el comunismo se ha convertido en el tema de una próspera industria de recuerdos kitsch, que roza el buen gusto, alimentando el mismo capitalismo que pretendía combatir.

Durante tus vacaciones en Budapest, tómate un tiempo para salir del centro de la ciudad y visitar el Parque Memento, una atracción única que te intrigará, divertirá y conmoverá.

Qué ver en el Parque Memento

Aquí tienes todas las atracciones que puedes ver durante tu visita al Parque Memento.

Parque de la estatua

El Parque de las Estatuas es la principal atracción del Parque Memento de Budapest: una zona formada por cinco semicírculos dentro de un círculo mayor donde se exponen 42 estatuas realizadas entre 1945 y 1989 que representan a líderes comunistas, figuras importantes del movimiento obrero, soldados y oficiales del Ejército Rojo.

Entre las figuras históricas representadas están Lenin, Marx, Engeles, Dimitrov, el capitán Ostapenko, Bela Kun y muchos otros.

Una de las estatuas que más se les queda grabada a los visitantes es la del orgulloso soldado del Ejército de Liberación Soviético que sostiene la bandera de la hoz y el martillo. Esta estatua de 6 metros de altura se erigía en la cima de la colina Gellert, en el centro de Budapest, y dominaba la ciudad.

Otras dos obras del parque son los monumentos alegóricos titulados Amistad Húngara-Soviética y Liberación.

A la entrada del parque, es posible adquirir un folleto que detalla la historia de cada estatua.

Parque del Juicio sobre la Tiranía

Aunque es poco conocido por los visitantes, el nombre oficial del Parque de las Estatuas es “Parque de la Tiranía”, que expresa mejor el concepto de su fundación.

En palabras del arquitecto húngaro Ákos Eleőd, diseñador conceptual del Parque Memento, se trata de un monumento que habla de la tiranía y, al mismo tiempo, precisamente como espacio en el que está permitido hablar de la tiranía, es un monumento a la democracia.

La tribuna de Stalin

La tribuna de Stalin es una réplica a tamaño original de la tribuna utilizada como pedestal para una gigantesca estatua de Stalin de 8 metros de altura que en su día se encontraba en Felvonulási tér, en el centro de Budapest. Aquí se celebraban desfiles comunistas, durante los cuales los líderes del partido se sentaban en la tribuna al pie de la estatua de Stalin saludando a la multitud, que les mostraba un entusiasmo forzado.

La estatua se convirtió en un símbolo odiado de la megalomanía que caracteriza a toda dictadura. En 1956, cuando estalló la revolución húngara, el pueblo derribó furiosamente la estatua, dejando sólo las botas intactas.

La réplica de la tribuna también incluye estas botas sin un cuerpo que las lleve puestas: una visión emblemática, que algunos visitantes encuentran inquietante, otros melancólica, y otros ven como la imagen más representativa del fin de un sueño utópico.

Trabant 601

Además de las numerosas estatuas gigantes del parque, hay una atracción mucho más pequeña que roba el protagonismo a los grandes jefes de Estado que cambiaron la historia de Europa: un modelo original de un coche Trabant, el coche del pueblo en la Alemania comunista.

No hay turista al que no le guste fotografiarse junto a este objeto que se convirtió, para bien o para mal, en el símbolo de una época. Después de fotografiarlo, puedes subir a bordo del coche y echar un vistazo al interior.

Museo del Comunismo

Dentro del parque hay un museo que reproduce un cuartel militar de la época comunista.

La exposición permanente que se exhibe en el museo hace hincapié en dos acontecimientos cruciales de la historia de Hungría en el siglo XX: la revolución de 1956 y el colapso del régimen comunista en 1989-90; también se dedica una sección a las celebraciones del 50 aniversario de la revolución.

El museo también alberga exposiciones temporales.

La vida de un agente

¿Cómo se seleccionaban los espías comunistas? ¿Cómo se las arreglaron para registrar una casa sin levantar sospechas? ¿Cómo ocultaron sus micrófonos espías? Descubre estos y otros secretos de un espía comunista con el documental“Vida de un agente” que se exhibe en el Parque Memento.

Este documental único es un montaje de imágenes originales realizadas entre 1958 y 1988 por el Ministerio del Interior húngaro para la formación de los agentes de la policía secreta.

La película dura aproximadamente una hora y está subtitulada en inglés.

Línea directa con los compañeros

El Parque Memento también tiene sus lados extraños: el kitsch alcanza su punto álgido con la llamada“Línea Directa con los Camaradas“, un antiguo teléfono de hilo que permite escuchar los discursos más famosos de dictadores y líderes comunistas.

Puedes escuchar la voz de Stalin, Lenin, Fidel Castro, Honecker, Ceausescu, Brezhnev e incluso el Che Guevara hablando del comunismo, de la humanidad, del futuro.

Tienda Estrella Roja

Al final de tu visita al Parque de las Estatuas y otras atracciones del Parque del Memento, pásate por la Tienda de la Estrella Roja para llenarte de recuerdos y artilugios de temática comunista.

No encontrarás recuerdos históricos a la venta, sino una amplia selección de artículos que van desde la falsa antigüedad hasta el mal gusto, incluyendo réplicas de medallas del Ejército Rojo, modelos de coches Trabant, carteles de propaganda, velas con la forma de la cara de Stalin y CDs con la música de las marchas comunistas.

¿El recuerdo más kitsch? Una lata que contiene el último aliento del comunismo.

Historia

Durante el periodo del régimen comunista en Budapest, como en todos los demás países comunistas, se erigieron numerosas estatuas con fines propagandísticos que representaban a los líderes del partido y otros símbolos relacionados con la clase obrera.

En el momento del colapso del régimen, los ciudadanos de los países comunistas, finalmente libres de la opresión de la dictadura, derribaron con rabia las estatuas que simbolizaban el poder. Esto no ocurrió en Budapest, donde la mayoría de las estatuas se salvaron.

En 1991, sólo dos años después de la caída del régimen soviético, la ciudad de Budapest convocó un concurso para diseñar el parque, que ganó Ákos Eleőd.

El parque se abrió al público en 1993, pero sigue incompleto a día de hoy, por lo que la disposición de las estatuas parece algo desordenada.

Entradas y recorridos

Las entradas para el Parque Memento, el Parque de las Estatuas de Budapest, pueden comprarse en línea con descuento o directamente en las taquillas del parque. Los estudiantes en posesión de una tarjeta de estudiante válida pagan entradas reducidas.

El Parque Memento es una de las atracciones incluidas en la Budapest Card, la tarjeta turística de la ciudad de Budapest. La entrada para los titulares de la Tarjeta Budapest es gratuita, y además hay un descuento por el traslado directo en autobús.

Todos los días se organizan visitas guiadas en inglés: puedes visitar el parque en compañía de un guía experimentado que te contará hechos interesantes, anécdotas, cotilleos, historias divertidas y relatos dramáticos de la época comunista.

El horario de la visita varía según la temporada; su duración es de unos 50 minutos. El precio del billete no incluye las visitas guiadas, que tienen un coste adicional.

Cómo llegar al Parque Memento

El Parque Memento está situado a unos 20 minutos del centro de Budapest. Se puede llegar en transporte público o en un autobús de traslado directo, que sólo pasa una vez al día.

Por lo tanto, el autobús directo es la forma más fácil de llegar, pero estarás sujeto a los horarios de salida del centro al parque y de vuelta.

Informacion util

Dirección

Budapest, Balatoni út - Szabadkai utca sarok, 1222 Hungary

Contactos

TEL: +36 30 500 0925

Horario

  • Lunes: 10:00 - 17:00
  • Martes: 10:00 - 17:00
  • Miércoles: 10:00 - 17:00
  • Jueves: 10:00 - 17:00
  • Viernes: 10:00 - 17:00
  • Sábado: 10:00 - 17:00
  • Domingo: 10:00 - 17:00

Donde esta Memento, el parque de las Estatuas de Budapest

Alojamientos Memento, el parque de las Estatuas de Budapest
¿Buscas un alojamiento cerca de Memento, el parque de las Estatuas de Budapest?
Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles cerca de Memento, el parque de las Estatuas de Budapest
Ver disponibilidad

Cómo ahorrar en transporte y entradas

La City Card le permite ahorrar en transporte público y/o entradas a las principales atracciones turísticas.

Budapest Card: transporte público, +30 atracciones y tours
Budapest Card: transporte público, +30 atracciones y tours
Disfruta del pase oficial a la capital húngara y la mayoría de sus atracciones. Aprovecha descuentos, entradas gratuitas a atracciones y viajes ilimitados en transporte público.
Comprar desde 35,10 €

Atracciones en los alrededores