Dónde comer en Budapest

Dónde comer en Budapest puede ser una elección difícil debido a los numerosos locales y restaurantes de la ciudad, desde los más exclusivos a los más informales.
Buscar Hoteles y Apartamentos
Buscar

Budapest es una mezcla única en términos de tradición culinaria, ya que tiene influencias alemanas, otomanas, balcánicas y típicas de Hungría. Restaurantes, comida callejera, aperitivos, comidas rápidas, sopas, bares, cafeterías, comida para llevar, gulash, pizzas, lángos, hamburguesas, perritos calientes y más: esta es la enorme oferta culinaria de Budapest.

Debido a esta gran variedad, parece imposible responder de una sola manera a la pregunta: ¿Dónde comer en Budapest? La ciudad está llena de locales de todo tipo y para todos los bolsillos, queda la duda de cual elegir. Estas opciones numerosas son el resultado de la mezcla que se ha logrado mantener entre las influencias externas y las tradiciones locales.

Cuando se escoge de comer en Budapest, se pueden elegir esencialmente tres tipos de propuestas culinarias: Comida callejera, Pubs en ruinas y Restaurantes clásicos.

Intentemos comprender cuales son los puntos a favor de una opción o de otra, para encontrar la mejor manera de descubrir la cocina de Budapest para cualquier visitante.

Comida callejera

Por lo que concierne a la comida callejera, hay que quitarse enseguida de la cabeza que sean solo quioscos de kebab. El lugar de referencia para probar la comida callejera, sin dudas es el Mercado Central de Budapest: aquí, de hecho, se puede encontrar cualquier plato típico.

El Mercado Central está abierto de 6 de la mañana a 6 de la tarde. Es el lugar ideal para comer el gulash (el plato nacional), o para comer el lángos (un pan frito servido caliente y cubierto con queso u otras cosas). La zona dedicada a la comida en el mercado, se encuentra en el primer piso: atención, durante las horas punta puede estar bastante lleno de gente y los asientos son pocos.

No hay demasiados quioscos por las calles de Budapest. Pero además, en el Mercado Central, hay muchos locales de comida para llevar a la moda, algunos de estos se inspiran en los clásicos fast-food, otros ofrecen alimentos más saludables. El punto de fuerza de comer en estos lugares es que se puede tomar verdadera comida húngara a precios razonables.

Pubs en ruinas

Otra opción que tienes para comer en Budapest es entrar en un pub en ruinas. Por lo general, estos lugares están especializados para tomar algo después de la cena, con junto una cerveza, pero algunos de ellos ofrecen una excelente carta de cocina nacional e internacional.

Algunos de estos locales tienen una influencia española o mexicana. Es el caso de El Rápido, famoso por sus grandes tortillas y enchiladas, y el caso del Kuplung, conocido por sus platos mexicanos.

Más tradicional, aunque con diferentes influencias del Líbano, Israel y Oriente Medio en general, es en cambio el Mazel Tov. Inaugurado en 2014, pronto se convirtió en uno de los lugares de encuentro más amados de Budapest, gracias a su excelente cocina y a su ambiente innovador, a mitad entre un jardín al aire libre y un pub en ruinas, que logra anular la diferencia entre un pub tradicional y un restaurante de moda.

En este tipo de locales, los precios aún son contenidos, sobre escogiendo un local un poco más aislado y menos asediado por los turistas. Los horarios de apertura son muy favorables, debido a que estos restaurantes tienen la cocina abierta prácticamente toda la tarde y permanecen abiertos hasta altas horas de la noche.

Restaurantes clásicos

Por supuesto, Budapest está llena de restaurantes de calidad, para todos los gustos y para todos los bolsillos. Ciertamente, una cosa que no se os escapará, es la presencia en cada esquina de restaurantes turcos y es que la cocina turca está llena de sabores y de platos complejos, sus raíces se pierden en miles de años de historia.

Por ejemplo, el Etterem (una palabra que en húngaro significa ‘restaurante’), puede ser un lugar para disfrutar de un buen plato a base de carne. Quien, en cambio, busca un restaurante premiado con estrellas Michelin, ciertamente no podrá evitar el Costes, el lugar más exclusivo de la capital y que está situado en la pintoresca calle Raday, una animada calle llena de cafeterías, pubs y restaurantes; el Costes se destaca por estar alojado en uno de los mejores establecimientos de Budapest.

La elección de los restaurantes en Budapest claramente no se limita a los dos que hemos apenas citado, sino que abarca un gran número de opciones. Es justo esta la posibilidad que ofrece la capital húngara: una cocina de un cierto nivel, en restaurantes más o menos exclusivos.

Aquí va una lista de algunos de los restaurantes que no hay que perderse durante una visita a Budapest.

Visitas guiadas culinarias en Budapest

¿Qué mejor manera de descubrir los platos locales que en una ruta gastronómica? Hemos seleccionado algunas, elige la que más te convenga.

Gastronomía húngara

La cocina húngara es famosa por el uso del pimentón y el famoso gulash

La cocina húngara es famosa en todo el mundo por sus sabores especiados y agridulces. El pimentón, sea dulce (csemege) que picante (csipos) y la pimienta, están siempre presentes en las recetas no solo de la cocina tradicional, sino también en los platos hijos de una verdadera revolución gastronómica de la cocina húngara que ha emprendido el camino a la modernidad.

Entre los platos más famosos está el Gulasch (Gulyás), una gustosa sopa con estofado de ternera y a menudo con pasta, muy diferente de esa Checa, rica en manteca (o aceite), cebolla, comino, pimentón, patatas, zanahorias, perejil, pimientos y tomates.

Las sopas

Las sopas, en general, son las reinas de la gastronomía húngara: deliciosa la sopa de setas y la de patatas, que en algunos restaurantes podréis degustarlas con deliciosas rodajas de manzanas tostadas como acompañamiento, y muy buena también la sopa de col, la sopa de pez gato y, en el periodo estivo, la de cerezas. Pero nuestro consejo es el de experimentar y saborear la gama de sabores, presentes en todos los platos, que os impresionarán seguramente de manera positiva.

Las Halaszl, las sopas de carne, de verdura o de pescado, son los primeros platos húngaros y a menudo varían de región en región.

También es muy famoso el Porkolt, un estofado de ternera o carne mixta, cocido en un sofrito de cebolla y manteca, condimentado con pimentón, pimiento y tomate; se presenta en la mesa con una salsa roja y densa. Solo en Hungría es adobado con smetana, nata ácida que no se encuentra en ningún otro sitio. Además del conocido salchichón húngaro, existen otros estupendos embutidos, como el Téliszalámi y el Pick Szalámi.

En el menú de los restaurantes de Budapest encontraréis muy a menudo el pato y el hígado de oca. Entre los dulces típicos está el strudel, los crepes a la Gundel, los ñoquis de Somlo, el puré de castañas y la pasta caliente con requesón.

Alcohólicos

Hungría es rica de estupendos viñedos y son muchísimos los vinos de altísimo nivel que podréis probar en el transcurso del viaje, muy a menudo precios contenidos.

La Palinka es un aguardiente aromático con sabor a albaricoque, pera o ciruela que acompaña a los entrantes: libamaj (el paté de hígado de oca), el korozott (canapés con crema de requesón y cebollinos especiados) y los pogacsa (panecillos sazonados).

El licor húngaro más famoso es el Unicum, perteneciente a la tradición magiar.

Cómo ahorrar en transporte y entradas

La City Card le permite ahorrar en transporte público y/o entradas a las principales atracciones turísticas.

Budapest Card: transporte público, +30 atracciones y tours
Budapest Card: transporte público, +30 atracciones y tours
Disfruta del pase oficial a la capital húngara y la mayoría de sus atracciones. Aprovecha descuentos, entradas gratuitas a atracciones y viajes ilimitados en transporte público.
Comprar desde 35,10 €