Balneario Széchenyi

Los baños termales Széchenyi, situados en un majestuoso edificio, son de entre los balnearios más famosos de la ciudad y realmente vale la pena una visita.
Busca Hoteles y Apartamentos

Los Baños termales Széchenyi, en húngaro Széchenyi Gyógyfürdő, son de entre los más importantes de la ciudad y se encuentran en el corazón del parque Városliget, cerca de Hosok Tere, la famosa Plaza de los Héroes.

El establecimiento toma el nombre del conde húngaro István Széchenyi, escritor, teórico y político, considerado uno de los más grandes estadistas del país.

La estructura de los balnearios Széchenyi se remonta al 1881 y fue diseñada por el arquitecto húngaro Gyozo Czigler. En 1927 se realizaron trabajos que ampliaron el edificio, con la adición de varias zonas termales, lo que llevó a los baños termales Széchenyi a convertirse en uno de los más grandes y más apreciados de Europa. Poco después de mediados del 1960 fueron ampliados una vez más, con la creación del edificio termal y la estructura hospitalicia que posee la consulta dedicada a la fisioterapia.

En estos baños termales el agua se dispensa gracias a una fuente artesiana que tiene dos manantiales de agua, las cuales fueron dirigidos a la estructura a finales del 800 para traerlas a la superficie desde una profundidad de aproximadamente 1000 metros: aquí la temperatura del agua oscila alrededor de los 76 grados centígrados.

El agua y las piscinas

El agua de los baños termales Széchenyi posee cualidades terapéuticas demostradas y contiene una gran cantidad de fluoruro, calcio, sulfato y ácido metabórico, que ayudan a tratar muchas enfermedades degenerativas tales como problemas en las articulaciones, artritis crónica y más.

También existe una fuente de agua mineral potable particularmente indicada para aquellos que sufren de gastritis crónica, reflujo gástrico y problemas del tracto urinario. Por supuesto, no faltan las tinas de hidromasaje para las diferentes actividades de entretenimiento y relajación.

En el interior también se ofrece la posibilidad de hacer uso de diversos servicios de pago, como varios tipos de masajes, el bar y el restaurante.

Las temperaturas

La temperatura de las piscinas al aire libre varían de los 26 a los 28 grados; las piscinas de verano tienen entre 30 y 34 grados, mientras que las termales se aproximan a los 38 grados. Las tinas con agua fría tienen unos 20 grados, mientras que las de tratamientos termales rozan los 30 grados.

Entradas a los baños Széchenyi

Se pueden comprar diferentes tipos de entradas para las termas, con la posibilidad de aprovechar los descuentos o recortes. Esta información se proporciona en la entrada. La taquilla cierra una hora antes del cierre de las instalaciones. Comprad el billete de entrada en línea para ahorrar. Como es una de las atracciones favoritas de turistas y lugareños por igual, te recomendamos que lo llegues con un poco de anticipación.

Entrada sin colas al balneario Széchenyi

Dada la gran afluencia de turistas que visitan los baños Szechenyi todos los días, le recomendamos que reserve sus boletos con anticipación directamente en línea haciendo clic en el cuadro a continuación. Con la compra de la entrada online será posible evitar las colas en taquilla y aseguraremos la visita el día indicado.

Entrada con descuento con Budapest Card

Además, si tiene la intención de adquirir la Budapest Card, tendrá un descuento en la entrada a los balnearios Szechenyi, así como todas las ventajas de la tarjeta de descuento, como transporte ilimitado y entradas gratuitas o con descuento a las principales atracciones y actividades en Budapest.

Horario de apertura

Los baños termales están abiertos todos los días, de lunes a domingo, de 06.00 a 22.00 horas. La fuente, en cambio, está abierta desde las 09.00 a las 17.00 y cierra los domingos. En los días de fiestas nacionales y religiosas el establecimiento permanece cerrado.

Si durante vuestras vacaciones en Budapest prevéis de iros a los baños termales Széchenyi, recordad de llevar con vosotros toallas, albornoces y gorro de piscina, de lo contrario tendréis que pagar por ello un costoso alquiler obligatorio.

Los baños Széchenyi en invierno

Fue solo en 1963 que los baños termales Széchenyi comenzaron a permanecer abiertos para la temporada de invierno y eso tuvo un gran éxito desde ese mismo momento. Hoy en día las termas están abiertas en Navidad, el 31 de diciembre y el día de Año Nuevo.

En el año de la apertura durante el invierno, los pasillos, las cabinas y los armarios pequeños fueron dotados con calefacción. Antes de los trabajos de restauración de 1997 habían pasillos climatizados y cerrados que conducían a las piscinas al aire libre en invierno, estos fueron demolidos para restablecer la estética del establecimiento Szechenyi.

Esto significa que un albornoz y zapatillas son esenciales para aquellos que quieran bañarse al aire libre en invierno, ya que será necesario caminar unos segundos en el frío y hielo húngaro, hasta llegar a los baños de vapor caliente.

Cómo llegar

A los baños termales Szechenyi se puede llegar de varias maneras:

Informacion util

Dirección

Budapest, Állatkerti krt. 9-11, 1146 Hungría

Contactos

TEL: +36 1 363 3210
Sitio web

Horario

  • Lunes: 7:00 - 20:00
  • Martes: 7:00 - 20:00
  • Miércoles: 7:00 - 20:00
  • Jueves: 7:00 - 20:00
  • Viernes: 7:00 - 20:00
  • Sábado: 7:00 - 20:00
  • Domingo: 9:00 - 21:00

Transporte

Paradas de Metro

  • Szechenyi furdo (166 mt)

Paradas de Bus

  • Artistamuveszek Szakszervezete (998 mt)

Donde esta

Cómo ahorrar en transporte y entradas

La City Card le permite ahorrar en transporte público y/o entradas a las principales atracciones turísticas.

Budapest Card: transporte público, +30 atracciones y tours
Budapest Card: transporte público, +30 atracciones y tours
Budapest Card es el pase oficial a la capital húngara y la mayoría de sus atracciones. Este ideal compañero de viaje te da acceso a gran cantidad de servicios de forma gratuita o a un precio reducido.
Comprar desde 21,99 €

Atracciones en los alrededores